Cocinas

Nuestras Cocinas
Miramos hacia el futuro

Nuestras cocinas se reparten en cocina en L, cocina en U, cocina con isla, cocina en dos frentes paralelos, cocina en dos frentes perpendiculares, cocina en línea, cocina con barra de desayunos, cocina con península y cocina con isla multifunción –para aprovechar los tres frentes de la planta-, incorporando unos conjuntos polivalentes que se ajustan a la superficie y a los hábitos de consumo.No obstante, nos conviene mencionar la creciente demanda de modelos freestanding, que no precisan de ninguna pared como punto de apoyo para ser instalados. Además, permiten rentabilizar los cuatro frentes del mobiliario y optimizan la comunicación entre usuarios. Al igual que las islas, suelen colocarse en el centro de la habitación. Otra opción interesante son nuestras cocinas circulares, ya que no cuentan con ángulos ni vértices y sitúan al usuario dentro de la composición para que se mueva con libertad. Algunas versiones trasladan los sistemas de canalización a la estructura. Una tendencia que vemos que se mantiene en vigor es equipar las cocinas de uso privado con elementos característicos de los equipos profesionales propios de los restaurantes. Sus principales ventajas es que son espacios racionales, que conceden mayor libertad a los usuarios, sobre todo si pasan mucho tiempo en la estancia, requieren componentes de cierta capacidad y materiales resistentes al calor y los productos químicos.

En estos ambientes adquiere importancia el acero inox., en bloques que concentran las zonas de aguas y cocción. Los fregaderos formados por una sola cubeta de gran tamaño, las griferías de caños extraíbles, las placas con varios tipos de fuego y los electrodomésticos de altas prestaciones y posibilidad de autorregulación facilitan el trabajo y multiplican las posibilidades en cuanto a cantidad y variedad.Tanto el diseño de los muebles como el equipamiento interior de los mismos han sido dos de los aspectos más cuidados en la marca Suter.

Cocinas Suter

Para rentabilizar cada centímetro, es fundamental hacer prácticos los ángulos, rincones y columnas. Los armarios altos que llegan hasta el techo ofrecen gran capacidad y las puertas abatibles favorecen el acceso a su contenido. Por otra parte, los elementos que optimizan la clasificación de los productos están presentes tanto en los ambientes rústicos como urbanos.

Es el caso de los componentes de extracción total, los clasificadores de desperdicios, los módulos despenseros, góndolas, bandejas giratorias, los cajones cuberteros, caceroleros, así como las gavetas divididas en varios departamentos o equipados con pivotes para que las piezas de la vajilla no se muevan.

Los herrajes se perfeccionan con sistemas que evitan los cierres bruscos y los ruidos al manipular los cajones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.